Ahorros de ISR en personas físicas

Ahorros de ISR en personas físicas

//
Publicado por
/
Comentario0
/
Categorías,

Dentro de nuestro sistema tributario mexicano, las Personas Físicas están obligadas al pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para lo cual la propia Ley del ISR las clasifica de conformidad con su actividad preponderante y el importe de sus ingresos; así mismo, les establece la opción al final del ejercicio fiscal de poder deducir de sus ingresos total anuales, deducciones adicionales a las ya efectuadas mes con mes por la naturaleza de su actividad.

Nos referimos a las Deducciones Personales, mismas que se han venido modificando a partir de las reformas fiscales de los últimos años y que aún hoy en día con sus características salvedades, son una fuente para aminorar el impacto del impuesto a cargo que les resulte al momento de presentar la Declaración Anual del Ejercicio.

Actualmente las deducciones personales son:

  1. Honorarios médicos y gastos hospitalarios, efectuados por la persona física para sí o para su cónyuge y para sus padres e hijos, siempre y cuando los terceros antes mencionados no perciban ingresos anuales superiores a $26,650.00
  2. Gastos funerales hasta por $26,650.00
  3. Donativos no onerosos ni remunerativos hasta el importe del 7% de los ingresos acumulables anuales.
  4. Intereses reales efectivamente pagados en el año por créditos hipotecarios destinados a la adquisición, siempre de que el monto total de los créditos otorgados para dichos inmuebles no excedan de 750 mil unidades de inversión.
  5. Aportaciones complementarias de retiro, a planes personales de retiro o a la subcuenta de aportaciones voluntarias hasta un importe del 10% de los ingresos acumulables anuales pero sin exceder de $133,298.00
  6. Primas por seguros de gastos médicos para sí, para su cónyuge o sus padres e hijos.
  7. Los gastos por la transportación escolar obligatoria de los hijos.
  8. Los pagos efectuados por el impuesto local sobre los ingresos por salarios, siempre que la tasa del impuesto mencionado no exceda de 5%.

Aunado a lo anterior, la Autoridad ha venido haciendo hincapié en el uso adecuado de los medios de pago, siendo indispensable para que procedan las deducciones personales antes enlistadas, que se realicen mediante cheques nominativos, transferencias bancarias o mediante tarjetas de crédito, débito o de servicios.

Así mismo, derivado de las reformas fiscales de años anteriores, existe un tope para las deducciones personales. Actualmente el importe a deducir no podrá exceder de la cantidad menor que resulte entre $133,955 o del 15% del total de los ingresos anuales de la persona física en cuestión, (incluyendo ingresos exentos). Lo anterior no aplica tratándose de donativos y de las aportaciones complementarias de retiro.

Finalmente cabe mencionar, que la aplicación de este tipo de deducciones es anual y que se deben de cumplir con los requisitos que marca la norma para poder aplicarlas en la declaración del ejercicio correspondiente. Evidentemente que la Ley permite su utilización hasta cierto punto, sin embargo, no deben pasarse por alto ni dejar de utilizarlas por desconocimiento, ya que sin duda representan un ahorro fiscal y es un elemento básico como parte de una correcta asesoría fiscal.

Lo invitamos a compartir este artículo con quién usted considere importante, no dude en dejar sus comentarios más abajo y seguirnos en nuestra página de Facebook y Linkedin

Dejar una respuesta